Algunos jóvenes están en un mayor riesgo

Las víctimas provienen de ciudades, regiones suburbanas y zonas rurales y representan todas las razas y grupos étnicos. Hay ciertos factores que contribuyen y  aumentan los riesgos de sufrir una victimización:

  • Un historial de abuso y negligencia en casa, especialmente un historial de abuso sexual
  • Involucramiento en los sistemas de bienestar de niños y de justicia juvenil
  • Un historial de huidas de la casa y falta de vivienda (no tener donde vivir)
  • Lazos/relaciones familiares deficientes

Los jóvenes que sobrellevan uno o más de estos factores podrían ser más vulnerables que otros jóvenes a la coerción de los traficantes. A menudo, los traficantes manipulan a otros jóvenes que son víctimas para que les ayuden a reclutar a adolescentes que están en albergues de refugio para jóvenes que han huido de sus casas  o en hogares grupales, o que se encuentran en paradas de autobús, centros comerciales u otros lugares que jóvenes vulnerables tienden a frecuentar.[1]

¿Adónde ocurre la explotación sexual comercial de menores de edad?

  • En lugares que ofrecen espectáculos o películas eróticas [peep shows] o en clubes de striptease
  • En lugares que brindan servicios de masaje erótico
  • En las calles
  • En sitios de pornografía en el internet
  • En lugares que ofrecen servicios de acompañantes
  • En las paradas de camiones

Nadie elige ser explotado sexualmente

El tráfico sexual de menores de edad es una forma de abuso infantil. Es importante recordar que nadie elige ser explotado sexualmente. Jóvenes que son víctimas son engañados por explotadores y traficantes con la falsa promesa de una vida mejor, una relación romántica  o protección, pero luego utilizan  violencia, amenazas y manipulación para controlar a sus víctimas psicológica y económicamente.

 

[1] Hay, M. (2006). Commercial sexual exploitation of children and youth. BC Medical Journal, 46(3), 119-122.

Monday-Friday
9-5 pm Eastern