La identificación del tráfico sexual

Identificar a las víctimas puede ser una tarea difícil. A pesar de que el tráfico sexual no requiere que las víctimas sean trasladadas de un lugar a otro, algunos jóvenes son trasladados y cambiados de lugar frecuentemente. Los explotadores les han dicho que no confíen en los adultos, especialmente en las fuerzas policiales. Estos jóvenes han sido adiestrados para  mentir sobre su edad o sus actividades. A menudo estos jóvenes no se consideran a sí mismos como víctimas.

Sin embargo, algunas señales que pueden ayudar a identificar a los jóvenes que son víctimas podrían incluir:

  • Comportamiento sexual exagerado
  • Tener un(a) compañero(a) mayor o “novio(a)” que los controla
  • Tener horarios, dinero o comunicaciones sumamente controlados o restringidos
  • Fuentes de ingreso no identificables, grandes cantidades de dinero en efectivo o ropas nuevas y artículos personales cuya procedencia no tiene explicación
  • Contusiones u otros signos físicos de abuso
  • Un tatuaje que el joven es renuente a explicar (por ejemplo, haber sido marcado con el nombre de un explotador en el cuello, pecho o brazos)
  • Falta de datos en el historial de vida o actitud defensiva como respuesta a preguntas o dudas expresadas
  • Malnutrición
  • Problemas dentales y de salud que no están recibiendo tratamiento

Esta lista no es un inventario completo de todas las señales y se deben hacer más preguntas para determinar si ha ocurrido un caso de tráfico sexual. 

Monday-Friday
9-5 pm Eastern