¿Qué necesitan las víctimas de explotación sexual?

Los jóvenes que son víctimas del tráfico sexual han sufrido intensa violencia y abuso psicológico. Ellos  necesitan servicios informados en trauma  (trauma-informed). Estos servicios son utilizados   para prevenir daños adicionales (seguridad y bienestar)  y al mismo tiempo ayudarles a recuperarse y sanar.

Un Entorno Seguro y Protegido: Para los jóvenes que han sido explotados o traficados sexualmente, una de las barreras principales que les dificulta pedir ayuda es el temor a las represalias por parte de los explotadores. Cuando usted contacta a los jóvenes que son víctimas en las calles o en otros lugares públicos, hable con ellos alejado de otras personas, especialmente de alguien que aparenta estar controlándolos. Establezca algunas palabras o señales en código que ellos pueden usar para decirle cuando debe alejarse inmediatamente o no acercarse.

De manera similar, durante la entrevista inicial para participar en un programa o en las sesiones de manejo del caso, converse en reuniones individuales privadas y trate asuntos de seguridad personal  abiertamente. A menudo, las víctimas saben las mejores maneras de mantenerse seguras. Los proveedores de servicios deben establecer una buena relación de confianza con los jóvenes para entender sus necesidades y abordar primero las necesidades básicas y de emergencia.

Si un joven está siendo colocado en un programa de vivienda, no suponga que la instalación a la que se le envía o el albergue de refugio del vecindario son seguros. Los traficantesy otros explotadores podrían rondar cerca de estos albergues o de los hogares grupales con el propósito de reclutar nuevas víctimas. Trate asuntos relacionados con la seguridad con su supervisor o con la persona encargada del albergue o del programa de vivienda transitoria local. Desarrolle  un extenso plan de seguridad de la instalación El plan debe incluir cómo responder a los riesgos internos de seguridad y la respuesta terapéutica a estos incidentes. 

Cuidados médicos y dentales extensos: Muchas veces los traficantes previenen que las víctimas obtengan cuidados médicos o dentales apropiados. Algunas  víctimas tienen heridas causadas por golpes o violaciones  sexuales que nunca fueron tratadas apropiadamente. Estas víctimas también corren un alto riesgo de contraer infecciones de trasmisión sexual y deben tener un chequeo médico completo lo más pronto posible. Usted podría acompañar a estos jóvenes a sus citas médicas para asegurar que los servicios proveídos sean basados en información sobre su  trauma y victimización  y que los jóvenes se sienten cómodos divulgando sus experiencias de explotación sexual a los proveedores de cuidados médicos.

Servicios de salud mental: Es posible que las víctimas tengan problemas de salud mental como consecuencia de su victimización sexual, como por ejemplo, trastorno de estrés postraumático (siglas en inglés, PTSD) y PTSD complejo. Además podrían sufrir de “vinculación emocional traumática” con sus explotadores o traficantes, también conocida como Síndrome de Estocolmo. Busque a profesionales que han sido adiestrados para tratar a pacientes con depresión, ansiedad o estrés postraumático, y para lidiar con el impacto de traumas y de abuso físico o sexual. Puede empezar contactando a miembros de la National Child Traumatic Stress Network (Red Nacional para el Estrés Traumático Infantil).

Alguien sincero que escuche sin juzgar: Muchas veces, los jóvenes que son víctimas de la explotación sexual se sienten atemorizados, desconfiados y avergonzados. Para poder hablar de sus experiencias, estos jóvenes necesitan a alguien que pueda escuchar los detalles de su vida con compasión y responder sin juzgar.

Recuerde que las relaciones entre víctimas y explotadores o traficantes a menudo son complejas. Nunca hable mal sobre el explotador o traficante ni le diga a la víctima que “simplemente se aleje de él o ella”. No espere que la víctima le cuente su historia completa y verdadera inmediatamente, y nunca lo tome como algo personal si la víctima le miente. Quizás usted quisiera pedirle a un representante de víctimas/sobrevivientes (alguien adiestrado para intervenir en situaciones de crisis y tratar con víctimas de la violencia sexual) que asumiera este papel de oyente o que esté presente cuando usted conversa con el joven sobre los detalles de su victimización sexual.

Servicios culturalmente apropiados. A la hora de proveer servicios, busque la ayuda de otras personas que hablan el mismo idioma que la víctima y que entiendan su cultura. También asegure que las organizaciones a las que envía a las víctimas son culturalmente competentes. Los servicios culturalmente competentes incluyen la habilidad de responder a las víctimas tomando en cuenta sus circunstancias particulares y el momento y lugar en que se encuentran en sus vidas, y brindar servicios adaptados a sus necesidades.

Servicios educativos y programas de formación vocacional y de adquisición de habilidades para la vida cotidiana. Los jóvenes que son víctimas del tráfico sexual a menudo necesitan desarrollar toda una gama de habilidades básicas que puedan ayudarles a construir un nuevo comienzo. Se deben examinar y planificar las oportunidades educativas y vocacionales con los jóvenes. Póngase en contacto con programas locales de vivienda transitoria, de desarrollo educativo general (siglas en inglés, GED) o de formación vocacional. (Los programas de vivienda transitoria [Transitional Living Programs], financiados por la Family and Youth Services Bureau [Agencia de Servicios para Familias y Jóvenes, siglas en inglés, FYSB]  están listados en la página web de la FYSB.)

Lazos comunitarios. Debido a que las víctimas han sido tan aisladas de sus familias, amigos y comunidades, a menudo sienten que regresar a sus explotadores es la única opción. El restablecimiento de relaciones sociales saludables es crucial. Considere establecer conexiones con instituciones comunitarias, como por ejemplo, organizaciones religiosas y de vivienda, escuelas y mentores para asegurar la curación y restauración de los jóvenes que son víctimas.

Tiempo.  Puede tomar meses o hasta años para que los jóvenes entiendan su victimización y reconozcan que hay ayuda disponible. Las víctimas podrían abandonar sus situaciones de tráfico sexual y regresar múltiples veces antes de que finalmente hagan una separación permanente; por lo tanto, no se dé por vencido pensando que no es posible ayudarles. Además, no espere que las víctimas se “pongan bien” repentinamente. Es posible que necesiten mucho tiempo para empezar a sanar y establecer vidas estables. Dígales que usted les ofrecerá apoyo por todo el tiempo que lo necesiten.

Ayuda para navegar el sistema legal. Las víctimas del tráfico sexual podrían tener antecedentes penales o se les puede pedir que testifiquen en contra de sus traficantes. Usted puede conseguir más información para atender las necesidades legales de las víctimas a través de la Legal Aid Society (Sociedad de Apoyo Legal) de su localidad, de la American Bar Association (Colegio de Abogados de los Estados Unidos) o de la Office for Victims of Crime (Oficina Para Víctimas de Delitos) del U.S. Department of Justice (Departamento de Justicia de los Estados Unidos.) 

Monday-Friday
9-5 pm Eastern